dijous, 12 d’abril de 2012

A don José Paluzie Lucena

A don José Paluzie Lucena



“Manual del Ajedrez” fue el incentivo
que despertó la sed de mi insipiencia;
en él hallé los goces y la ciencia
del juego más hermoso y sugestivo.
Desde entonces, ganado, fui cautivo
y devoto sin par, con vehemencia,
de la lucha de piezas que es esencia
de combate incruento, pero vivo.
Aún parece, maestro, que te veo,
vagando, señorial, por las estancias
y archivos de tu casa, y aún recreo
mis ojos en memorias ya muy rancias,
cuando evoco las mieles y fragancias
de tu obra, en libros que a menudo leo.

Cap comentari:

Publica un comentari